Envíanos un mensaje

Preparación para la evaluación de 360 grados

Es posible que esté familiarizado con las evaluaciones de desempeño 360 si ha estado trabajando en una posición de liderazgo; su uso se ha disparado durante la última década. Son una herramienta muy completa y útil para encontrar formas de avanzar en el desarrollo de su carrera.

La evaluación de 360 grados utiliza comentarios anónimos recopilados de subordinados, gerentes, compañeros y, a veces, socios comerciales, así como una autoevaluación, para identificar áreas en las que puede fortalecer sus habilidades para progresar de manera efectiva. Sin embargo, dada la naturaleza de la evaluación, es importante preparar a todos los involucrados para obtener los resultados más útiles.

La evaluación no es una evaluación del desempeño, sino una retroalimentación constructiva con fines de desarrollo. En favor de respuestas confiables, la confidencialidad es extremadamente importante en este proceso. Aquí hay tres aspectos de la preparación para la evaluación de 360 grados en los que debe trabajar antes de que comience la evaluación.

1. Determinación de quién participará

En la evaluación de 360 grados, tiene la oportunidad de elegir quién lo evaluará y desea asegurarse de tener un grupo de personas con una amplia gama de experiencias con usted. Algunos serán sus colaboradores, comentando su estilo de gestión. Algunos serán sus compañeros, que comprenderán su posición. Algunos serán contactos profesionales, discutiendo cómo representa a su empresa. Y otros serán sus gerentes, describiendo lo que creen que necesita lograr para desarrollar su potencial. Es importante que todas estas personas comprendan que no están realizando una evaluación; en cambio, brindan críticas constructivas destinadas a ayudarlo a tener éxito.

2. Consideración de su autoevaluación

Si bien muchas veces la autoevaluación puede ser más informal, con una simple pregunta de su supervisor que le pregunta cómo siente que se desempeña, una autoevaluación más estructurada es generalmente más común y útil en una evaluación de 360 grados. Esta evaluación puede ser información recopilada de un período de observación del desempeño, de una prueba de computadora, de una descripción escrita o por algún otro medio. Sin embargo, si desea aprovechar al máximo su evaluación de 360 grados, debe prepararse para posibles discrepancias entre sus comentarios sobre su propio desempeño y los comentarios de los demás. En general, las autoevaluaciones de los gerentes tienen calificaciones de desempeño consistentemente más altas, una calificación más baja de los demás en la retroalimentación "puede conducir a la actitud defensiva y alienación si los supervisores no usan buenas habilidades de retroalimentación", según la Oficina de Administración de Personal de EE. UU. Por el contrario, algunas autoevaluaciones muestran una opinión mucho más baja de su trabajo que los informes de los evaluadores, y los evaluados "tienden a degradarse a sí mismos y pueden sentirse intimidados y puestos en apuros". Si no está preparado para una posible falta de correlación entre su evaluación de sí mismo y las evaluaciones de los demás, es posible que no esté preparado para escuchar formas de mejorar sus métodos de trabajo y progresar en su carrera.

3. Garantía de confidencialidad

Uno de los aspectos más importantes de la evaluación de 360 grados es la garantía de que se mantendrá la confidencialidad de las evaluaciones que envíen sus subordinados, compañeros y otras personas. Las personas que temen por su trabajo no proporcionarán comentarios honestos y útiles. Por lo tanto, es fundamental crear espacios seguros para que se escuchen las voces de todos sin temor a represalias. El peligro que se corre al verse pública la información de los evaluadores es que el evaluado tome actitudes negativas y defensivas, pudiéndose ver afectado el clima laboral del espacio de trabajo. Otro aspecto a tomar en consideración es la sinceridad con la que se contestará la evaluación; si se llegase a hacer una evaluación de índole pública, entre compañeros podrían alterar la visión objetiva con la que se realiza la evaluación, puesto que habría devolución de favores o rencillas entre compañeros (más si es que la evaluación va de un colaborador al supervisor).

Smart 360 es una herramienta que permite realizar la evaluación de 360 grados al personal de una manera fácil y sencilla, puesto que la interfaz es intuitiva. Los criterios de evaluación pueden ser modificados por el administrador del servidor, escogiendo el tipo de cuestionario adecuado acorde a las competencias que se quieran evaluar y a los fines de la empresa/organización.

enlightenedSolicita una demostración gratis enlightened